Warning: file_put_contents() [function.file-put-contents]: Only 0 of 42 bytes written, possibly out of free disk space in /var/www/vhosts/crearblog.com/httpdocs/website/includes/contadorDvisitas.php on line 30
BREVE RESEÑA DE LA HISTORIA DEL TEATRO CHILENO « Emporio de Lenguaje


BREVE RESEÑA DE LA HISTORIA DEL TEATRO CHILENO

LICEO DARÍO E. SALAS Nivel: 2° año medio.
Dpto. De Lengua Castellana y Comunicación. Unidad 2: Drama
Profesor Daniel Correa Guzmán. (Tiempo total de la unidad: 52 Hrs. Pedagógicas)
BREVE RESEÑA DE LA HISTORIA DEL TEATRO EN CHILE
(Guía de estudio)
Los cronistas de la colonia, poco hablan de TEATRO en el
Reyno de Chile, es válido pensar que, sí hubo funciones, alaire libre, en el
atrio de Iglesias y algún salón familiar. La primera sala de TEATRO, en
Santiago, se conoce en 1810, justo en los albores de la Independencia.
Se llamaba COLISEO, y estaba frente a la Iglesia de La Compañía, en el
sitio que hoy ocupa el edificio de losTribunales
de Justicia. Un dato curioso, en la pared posterior del escenario, estaba
escrita una sentencia de Don Bernardo de Vera y Pintado : Aquí es el
espejo de la Virtud y el Vicio; Miraos en él, y pronunciad el Juicio”.
A comienzos del siglo XX, el teatro chileno tuvo un cambio importante
En los primeros años del 1900 comenzó a tomar un marcado acento nacional.
Armando Moock, nacido en
1884, es reconocido como el autor más representativo de la creación teatral
en el período 1910 a 1940.
A partir de 1910 se registra una masiva aparición
de dramaturgos nacionales, y al mismo tiempo, aparecen compañías
teatrales con actores, directores y técnicoschilenos. Ya en 1917, los
grupos teatrales chilenos prescindieron de las producciones extranjeras
y se profesionalizaron.
En el norte, en las oficinas salitreras, se desarrolló
el “Teatro Obrero” principalmente impulsado por
Luis Emilio Recabarren. Las obras en esa época fueron de corte realista y
costumbrista.
En 1925 surgieron figuras como Germán Luco Cruchaga, autor de
La viuda de Apablaza (1928) y principal exponente del naturalismo criollista,
y Antonio Acevedo Hernández, autor de Chañarcillo (1936), considerado
el padre del teatro social chileno. Antonio Acevedo Hernández
escriibió Joaquín Murieta antes de Pablo Neruda, y la genial novela
Pedro Urdemales. Antonio Acevedo Hernández
falleció en 1962,fue periodista, y recibió el Premio de Periodismo Camilo
Henríquez.
El gobierno chileno, en 1935, detectó el creciente interés por el teatro y la
construcción de salas de teatro en muchas ciudades, y se peocupó
de sentar las bases de una nueva institucionalidad teatral.
En 1935, según el decreto ley Nº 5563, se creó la Dirección Superior del
Teatro Nacional que en 1948 pasó a depender de la Universidad de Chile.
-1-
Por esos años nacieron los teatros
universitarios. En 1941 se fundó el Teatro Experimental de la Universidad
de Chile. Y en 1943 nació el Teatro Ensayo de la Universidad Católica.
Ambos teatros universitarios contribuyeron al
desarrollo de nuevas temáticas nacionales del Teatro de Ensayo.
EL TEATRO EXPERIMENTAL DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE
El 22 de junio de 1941 abrió sus puertas el Teatro Imperio con las
obras “Ligazón” de Ramón del Valle Inclán y “La Guarda Cuidadosa”,
de Miguel de Cervantes y Saavedra. Ninguno de los entusiastas
espectadores y teatristas presentes esa mañana de domingo pensaron
quizás que ahí ocurría un hecho histórico para la cultura de nuestro
país.
Ese día nace a la vida artística el Teatro Experimental de la
Universidad de Chile. Su formador fue Pedro de la Barra y el grupo
constituyó la Generación del 41, no teniendo experiencia alguna
salvo sus actuaciones como aficionados estudiantiles, complementando
sus estudios con la actividad teatral.
En el país se vivían vientos sociales de renovación: la Universidad de
Chile acogía todas las iniciativas para que la divisa del Presidente
Pedro Aguirre Cerda, “Gobernar es educar”, se concretara en la
educación y difusión artística.
En esta misma época, se funda el grupo inicial del que sería el
Ballet Nacional con Uthoff a la cabeza; Domingo Santa Cruz y
Armando Carvajal dan vida a lo que sería la más perfecta
organización musical del continente, el Instituto de Extensión
Musical que después se desarrolla abarcando a la Orquesta
Sinfónica de Chile, los grupos de Música de Cámara, el Ballet
con escuelas propias, el Conservatorio y la moderna Escuela de
Danza.
Así fue como nace también el Teatro Experimental. Sus fundadores,
encabezados por Pedro de la Barra y José Ricardo Morales, fueron
28 artistas. Entre los que siguieron la carrera teatral están los
hermanos Héctor y Santiago del Campo, María Maluenda, Bélgica
Castro, Pedro Orthous, Domingo Piga, Roberto Parada y Rubén
Sotoconil.
Los principios que animaron a este nuevo conjunto -que se
transformaría poco a poco en el gran movimiento teatral que iba a
renovar todo el teatro chileno- fueron: Difusión del teatro clásico y
moderno ; Formación de un Teatro Escuela; Creación de un
Ambiente Teatral; Presentación de nuevos valores
Durante muchos años, estos postulados básicos estuvieron vigentes y
pudieron animar a sus componentes. A medida que todas esas
aspiraciones se fueron cumpliendo, surgieron nuevas metas. En el año
1952 se le otorgó el Premio Nacional de Arte a su director Pedro de
la Barra.
-2-
1954
El Teatro Experimental vuelve a consolidar otro ideal: tener la sala
propia, ya que sus anteriores representaciones fueron llevadas a
escena en los Teatros Imperio, Santa Lucía y Municipal.
10 de noviembre de 1954
Se estrena “Noche de Reyes”, de Shakespeare-León Felipe, dirigida
por Pedro Orthous, en la Sala Antonio Varas, que hasta hoy es su
lugar de acción.
1959
Se transforma en Instituto de Teatro de la Universidad de Chile
(ITUCH). (1)
1969
Se constituye como Departamento de Teatro de la Universidad
de Chile (DETUCH).
1974
Se le conoce con el nombre de Compañía Teatro Nacional.
1975
Se le denomina Teatro Nacional Chileno (T.N.Ch.), nombre que
conserva hasta el día de hoy.
(1) En este período destaca el Director Tetral Víctor Jara (También
músico, asesinado en 1973 a pocos días del golpe militar en el estadio
Chile, el que hoy lleva su nombre)
En 1960 inició sus estudios de dirección teatral. Fue asistente de dirección de
Pedro de la Barra en el montaje de La viuda de Apablaza de Germán Lucco
Cruchaga, para el Instituto del Teatro de la Universidad de Chile (ITUCH).
Posteriormente dirigió La Mandrágora de Maquiavelo. Entre junio y octubre de 1961,
en calidad de director artístico, viajó con el conjunto Cuncumén por Holanda, Francia,
Unión Soviética, Checoslovaquia, Polonia, Rumania y Bulgaria. Durante esta gira
consolidó definitivamente sus capacidades como creador y cantor. Sus
interpretaciones como solista emocionaron a públicos masivos y desconocidos. Por
otra parte, motivado por la lejanía, compuso Paloma quiero contarte ,canción de
amor dedicada a su compañera Joan Turner y que inaugura el surco más personal
de su obra musical y poética. Su regreso al país marcó el comienzo de una etapa feliz
y promisoria para el artista: construyó una familia junto a Joan y la hija de ésta,
Manuela.
En diciembre de 1961, dirigió y preparó con alunos de la Escuela de Teatro el
montaje Ánimas de día claro de Alejandro Sieveking, obra para la que compuso,
arregló y grabó la musica, con el Cuncumén. Este fue su trabajo final para graduarse
como director teatral. Ánimas de día claro marcó un hito en el teatro chileno y su
extraordinario éxito de público y de crítica consagró a Víctor. La obra se incorporó al
repertorio de la compañía y Víctor fue invitado a integrarse, como miembro
permanente, en el equipo de directores del ITUCH. Entre 1962-1969 se intensificó la
fructífera y exitosa actividad profesional de Víctor Jara como director de teatro,
cantautor y director musical.
-3-
Víctor Jara Martínez (1932-1973)
TEATRO DE ENSAYO DE LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE
CHILE
La inquietud sobre la creación de este teatro de ensayo proviene de la
Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC). Ahí
un grupo de estudiantes solicitó a esta casa de estudios superiores autorización
para iniciar actividades teatrales. La compañía debutó el 12 de octubre de
1943, con un grupo de aficionados liderados por los estudiantes de
arquitectura Pedro Mortheiru, Premio Nacional de Arte 1978 y Fernando
Debesa, Premio Nacional de Arte 1981.
Sus inicios están marcados por la similitud en los postulados con el Teatro
de la Universidad de Chile. Su difusión se apoyó en Revista Apuntes, una
publicación que tiene 45 años de historia. Su programación se caracteriza por
montajes de obras clásicas. El esquema anual comprendía cinco obras de
estreno y seis montajes menores. Antes que alguna obra fuese exhibida al
público, pasaba por un juicio del “comité de lectura”, el que dependía del
Departamento Literario de la UC. El objetivo de esta selección era elegir obras
con una línea artística que identificara a la casa de estudios. Roque Esteban
Scarpa fue su primer asesor literario.
En la década del ‘60 se realiza el Primer Festival de Teatro del Parque
Bustamante, con el auspicio de esta casa de estudios, en él destaca la
participación de Ana González, Premio Nacional de Arte 1969. Este evento va
adquiriendo más resonancia cultural en la ciudad al difundir popularmente los
mejores montajes de la temporada.
Con el paso del tiempo, se fueron uniendo a la formación original, actores
profesionales de esa casa de estudios: Ana González, Justo Ugarte, Mario
Montilles y Gabriela Montes. Egresaron de la Escuela de Teatro Silvia Piñeiro,
Premio Nacional de Arte 1988, Hernán Letelier y Mario Hugo Sepúlveda, entre
los más destacados. Algunos alumnos del taller de experimentación teatral
fueron: Eva Knobel, Ana Klesky, Rubén Unda y Alberto Rivera; y otros
vastamente conocidos como: Violeta Vidaurre y Héctor Noguera.
-4-
TEATRO DE LA UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN
El 19 de noviembre de 1945 nace el Teatro de Universidad de
Concepción con el estreno de la obra La zapatera prodigiosa de
Federico García Lorca.
Desde ese primer montaje la actividad teatral universitaria de
Concepción, se desarrolló siempre en un movimento ascendente y
asociado a otras manifestaciones culturales de la región,
convirtiéndose en un foco imprescindible para la renovación de la
historia del tetaro nacional, hasta su disulución en 1973 tras el
golpe militar.
Descatan egresados de esta escuela el Director Teatral
Gustavo Meza, el reconoci actor Jorge Gajardo, y connotadísimo de
tetaro cine y televisón Ténynson Ferrada (fallecidoen 1999) entre
otros.
Jorge Gajardo Ténynson Ferrada
La dictadura militar instaurada en Chile a partir del golpe de
Estado de 1973, junto con violación de los derechos humanos y la
constitución nacional, trajo aparejado un apagón culturalde grandes
proporciones. Muchos artistas fueron asesinados, encarcelados y
exiliados. Se prohibieron todas las manifestaciones artísticas que no
comulgaran con el régimen (se prohibieron y quemaron públicamente
libros, discos, partituras, cintas cinematográficas, centros culturales,
etc.). Aun así hubo agrupaciones artísticas que sobrevivieron, entre
ellas podemos destacar:
Compañía de Tetaro ICTUS
Fundado en 1955, Ictus es la compañía independiente de más larga duración
en Chile. El talento creativo de sus integrantes, la creación de un método y de
un sello artístico propio, su capacidad de respuesta y
-5-
renovación en diferentes periodos, la formación de un público propio y su
modelo de gestión y administración han sido la base para la construcción de un
teatro de personalidad autoral y compromiso político-social.
Sus procesos artísticos han aprovechado y potenciado el talento de
creadores fundamentales en el desarrollo de las artes escénicas y la
cultura chilenas; artistas como Nissim Sharim, Delfina Guzmán,
Claudio di Girólamo, Jorge Díaz, Jaime Celedón, Héctor Noguera,
M. Elena Duvauchelle, Elsa Poblete, Mónica Echeverría, Paz
Yrarrázaval, Maité Fernández, Carlos Cerda, José Secall, Roberto
Parada, Roberto Poblete, Paula Sharim, Jaime Vadell, Marco
Antonio de la Parra, entre otros, han desarrollado en Ictus su
potencial creativo.
En su más de medio siglo de trayectoria se pueden identificar al menos
cuatro etapas:
1.- 1955-1960, impulsado por su grupo fundador compuesto por alumnos
escindidos del Teatro de Ensayo UC, es un tiempo exploratorio de definición de
un proyecto teatral, sobre la base de repertorios de reconocidos autores
clásicos y contemporáneos y de teatro para niños de autoría nacional;
2.- 1960-1967: recambio de creadores, al ingresar actores formados en la U. de
Chile con experiencia en el Teatro de la U. de Concepción, y por actores
vocacionales destacados por su talento histriónico. Se instalan en la Sala La
Comedia en la calle Merced de Santiago Centro, que les da la plataforma de
estabilidad e identidad ante el público. Del periodo anterior continúa Jorge
Díaz, quien se inicia en la dramaturgia en este teatro que escenifica sus
principales obras del periodo. Díaz impregna a Ictus de propuestas
vanguardistas ligadas al teatro del absurdo, y hacia 1965, enfatiza su carga de
crítica política, complementada por obras de otros autores que expresan las
luchas sociales de los ’60 en Sud y Norte América.
3.- 1968-1988. Ictus afianza su sello teatral al desarrollar un método de
creación colectivo de obras, muchas veces en conjunto con dramaturgos o
adaptando textos literarios. Basadas en un juego actoral desparpajado y
realista, sus obras de humor agudo e irónico, de exploración de la dramaticidad
social con momentos emotivos y de confesión íntima, plantean posturas
críticas de denuncia contingente al sistema y de propuesta de cambios políticos
y culturales. Traspasan la frontera de 1973, siendo su método creativo un
soporte y aporte para profundizar su veta crítica-propositiva, ahora,
comprometida con el retorno a la democracia. Ictus se transforma en un
referente de teatro cuestionador, de recuperación de memoria y movilizador,
conservando una voluntad de permanente revisión de su trabajo y de ellos
mismos.
4. 1989-…. En el cambio de escenario político y cultural de caída de muros y
sistemas, Ictus explora en nuevos temas y autorías, siempre escenificados
desde su estilo ya característico. Antiguos miembros se retiran y se incorporan
nuevos, al tiempo que se realiza un arduo trabajo de discusión y renovación
-6-
interna para mantener vigente su propuesta, apuntando a un público que sigue
buscando y disfrutando de su sello.
La historia de Ictus está llena de aciertos creativos, de animadas discusiones
internas, de fuertes crisis creativas y organizativas, de innovación y también de
continuidad y de reinicios, de capacidad de invocar y contener a su público,
procesos que han ido marcando su larga travesía. Recorrerla es revivir desde
su impronta un decisivo periodo de la historia sociocultural de nuestro país y del
teatro.
El Gran Circo Teatro
Las directrices del teatro de Andrés Pérez (2) se encuentran en los siguientes
sustratos: la memoria personal e histórica, la nostalgia, lo marginal y
profundamente chileno; el dolor, la esperanza y el particular ánimo de las fiestas
populares, a lo que se suma al desarrollo de algunos hitos de la dramaturgia
universal.En resumen, los aportes que Andrés Pérez hizo al teatro chileno son:
Concepto: Trabajó con preceptos vanguardistas al darle la misma
importancia al lenguaje del diseño, al lenguaje del color y a la música, como al
flujo de la narración y la actuación. Puso diversas disciplinas a un mismo nivel y
las mezcló e integró. Durante los ensayos, Pérez iba avanzando
simultáneamente en todos esos rubros.
Método: Consiguió establecer un teatro más democrático, opuesto al
concepto de primera figura. Lo esencial en el Gran Circo Teatro no era el actor
protagonista, sino toda la compañía: todos los actores ensayaban todos los
personajes, hasta que el personaje encontraba al actor y no al revés.
Ambiente: Reinstaló la festividad en el teatro, quitándole el exceso de
seriedad que dificulta la proximidad con el público. Sus espectáculos eran
verdaderas fiestas, incluso con largos intermedios donde se compartía música y
comida.
Escenario: Estableció el uso amplios espacios para los montajes. Cuando
Pérez salía de gira con el Gran Circo Teatro y llevaban su propia carpa,
intervenía un sitio eriazo y lo convertía en un estupendo espacio escénico.
Las coloridas particularidades de sus montajes, así como la excelente calidad
de la puesta en escena, hizo que muchas obras de Pérez dieran la vuelta al
mundo cosechando gran éxito…esto nos puede parece increíble pues ¿cómo es
posible que una obra que se siente tan chilena logre conquistar al público de
lejanos países? esto sucede precisamente porque la profunda mirada que dirige
el artista a su país de origen, hace que las obras se conviertan en un
espectáculo de alcance universal.
Por todo lo anterior, podemos afirmar sin exagerar que Andrés Pérez fue un
hombre completamente dedicado en cuerpo y alma al teatro: así como con
atenta curiosidad investigaba siempre en nuevos métodos para renovarlo, así
dirigía con pasión a sus actores y músicos, para luego entregar sus obras al
público con un profundo cariño, respeto y cuidado… porque como él mismo
decía, ‘para el público una función es siempre su estreno’.
-7-
(2) Andrés Pérez Araya nació el 11 de mayo de 1951 en Punta Arenas, hijo de un
astillero de la Armada y una dueña de casa. En su infancia tuvo varios problemas de
salud, específicamente de la vesícula biliar. Su inquietud religiosa lo llevó a ingresar a
la Congregación de la Sagrada Familia, estando en los seminarios de La
Serena ySantiago, y de la cual fue expulsado por indisciplina. En ese momento, se
decidió por el teatro, carrera que estudió en la Universidad de Chile, y se tituló
en 1977.
En 1972 se casó con la actriz y bailarina Rosa Ramírez, matrimonio que finalizó
en1975; de aquella relación nació, el 11 de septiembre de 1973, su hijo Andrés.
Entre 1978 y 1980 fue asistente de Fernando González en el Teatro Itinerante,
donde aprendió a hacer dirección de teatro. Luego se independizó para fundar el
Teatro Urbano Contemporáneo. (Compañía de teatro callejero).
Viajó a Francia, donde en 1982 se integró al Théâtre du Soleil. Durante su
participación en dicho grupo, actuó en obras como Enrique IV, Ricardo II, La historia
terrible, pero inacabada de Norodom Sihanorik, rey de Camboya, La Indiada, entre
otras.
Regresó a Chile en 1988, año en que, influenciado por su experiencia en Francia
fundó la compañía teatral “El Gran Circo Teatro”, el día 11 de octubre. Desde
esta compañía surgieron obras de teatro como Nemesio pela’o que es lo que te
ha pasa’o, Popol Vuh, y la más influyente de su carrera, La Negra Ester, que lo
catapultó como uno de los renovadores de la escena artística de Chile durante
ladécada de 1990.
En el año 2000 se le diagnosticó sida, situación que mantuvo en silencio pese a
haber sido un promotor del respeto hacia los enfermos con VIH, y defensor de las
distintas opciones sexuales; de hecho él declaró abiertamente en varias
oportunidades su homosexualidad. El 1 de noviembre del 2001, ingresó en el Hospital
San José de Santiago de Chile a causa de neumonía. Estuvo en la cama nº 8, que
meses más tarde se haría conocida por haber tenido uno de los índices de muerte
más altos de ese hospital, debido a un error en los ductos de aire y oxígeno. Pérez
falleció el 3 de enero de 2002.
La Negra Ester
Andrés Pérez
-8-

Popularity: 14% [?]